El Centro Cultural Jallalla como herramienta de difusión del Pacto Global

El Centro Cultural Jallalla tendrá una función de capital importancia en la difusión del Pacto Global, dada la enorme afinidad que existe entre ambos.
El Pacto Global surge de la necesidad de acordar la manera en que los responsables en áreas de negocios pueden desarrollar sus actividades, no sólo sin perjuicio para la comunidad, sino con una función activa capaz de generar beneficios y conciencia acerca de los preceptos enunciados en el decálogo.
El Pacto Global propende, a través de la observación de sus preceptos, el cuidado y la preservación de los valores culturales, mediante el trabajo en las cuestiones más dañadas hoy en día, como los derechos humanos, el medio ambiente y la dignidad humana. El Pacto apoya también la lucha contra la corrupción. En términos muy generales, tiene por objeto activar los principios imprescindibles para la construcción de un mundo mejor.

Vamos a ser meticulosos con la filosofía ética enunciada en el Pacto Global. Estamos trabajando activamente en la generación de estrategias realizadas mediante la acción educativa, que tendrá por objetivo formar desde la infancia las conciencias de los hombres y mujeres del futuro. Es muy diferente crecer en una sociedad que soslaya estos temas que en una que los afronta, los comprende y es capaz de construir.

Por supuesto que habrá actividades artísticas de toda naturaleza y esto será muy importante, ya que el arte produce una apertura en la sensibilidad que permitirá el acceso a la difusión y asimilación de los contenidos del Pacto Global. El Centro Cultural Jallalla ofrecerá de manera muy accesible una gran cantidad de actividades, algunas de ellas artísticas, como talleres o espacios de debate, por ejemplo. Muchas de estas actividades tendrán como premisa incentivar la participación y brindar espacio para manifestaciones independientes. También tenemos proyectados una estación de radio y un canal local de televisión, cuya actividad será fruto de los talleres de comunicación, destinados a la difusión del Pacto Global, para así potenciar su mensaje e ideología.

El compromiso que el Centro Cultural Jallalla asume a la hora de suscribir al Pacto Global puede de esta manera extenderse con fluidez, ya que el trabajo constante y creativo multiplicará la creación de una nueva conciencia capaz de vincularse mejor con el mundo y la sociedad en que estamos inmersos.

La situación global actual es realmente preocupante. La humanidad ha abusado de los recursos naturales del planeta, como si fuesen inagotables, afectando seriamente la ecología.
El acceso a la dignidad y los derechos humanos no han sido tenidos en cuenta en pos de la realización de actividades de alta rentabilidad. Se han vulnerado los principios éticos básicos, e incluso se ha llegado a situaciones extremas a causa de la corrupción.

Muchas civilizaciones, como los pueblos originarios de América, por tomar sólo un ejemplo, tenían muy en claro la necesidad de respetar el medio ambiente; a la hora de rendir tributos y dar ofrendas a sus deidades, la destinataria de su veneración era la tierra misma. Esto es, ni más ni menos, cuidar y amar nuestro lugar en el universo. Jallalla es una voz quechua-aymará que expresa que la comunión de los anhelos, el esfuerzo y la relación armónica con nuestro mundo contará con la bendición y complicidad del Universo.